La impresión lumen es un proceso muy del siglo XXI, aunque las primeras experiencias sobre esta forma de hacer imagen ya se exploraron en la últimas décadas del siglo XX.
Con la retoma de la fotográfia química en el siglo XXI, salen de los anaqueles los viejos papeles fotográficos que estuvieron guardados durante años y que vienen con sus problemas normales de envejecimiento: velos químicos, pérdidas de contraste y hasta hongos que los hacen inservibles para su trabajo convencional.

Impresión Lumen virada
Impresión Lumen Virada con selenio

Estos materiales son los ideales para trabajar esta técnica, que consiste básicamente en exponer el papel a la luz, colocando en contacto objetos, y que luego de varias horas, incluso días, forman imágenes de interesantes tonos por el simple efecto del oscurecimiento directo por la extensa acción de la luz sobre la gelatina de plata.

Impresión Lumen procesada con revelador de papel

Esta imagen expuesta puede tratarse de dos formas: digitalizándolas, ya sea mediante scaneo o por toma directa con una cámara digital, para luego en un sotware de edición de imagen intensificar o manipular sus efectos de color. O procesándola químicamente, con fijadores, reveladores o viradores

En el primer caso la imagen original se pierde, pues en la medida que siga recibiendo luz se va degradando llegando a desaperecer, y la ventaja sería que la digitalización se conserva y se pueden sacar cuantas versiones sean posibles en el software de edición.

En el segundo caso la imagen puede cambiar drásticamente el resultado inicialmente obtenido, y la ventaja sería que queda permanente.

Haciendo una impresión Lumen

Papeles fotosensibles para fotografía a color tanto como para blanco y negro funcionan perfecto con esta técnica y en ambos casos producirán imágenes finales en colores. Los papeles pueden estar envejecidos, velados o incluso se pueden usar papeles frescos. Los resultados en papel de fibra suelen ser mas coloridos que los de papel de resina.

La exposición a la luz puede ser tan extensa como se desee. Es importante porteger el papel del calor, pues puede “sudar” y humedecerse la gelatina. Sin embargo, esto también puede generar efectos interesantes.

Impresión lumen procesada con revelador diluído

En el caso de usar procesos químicos luego de la exposición, es importante tener en cuenta que deben prepararse muy diluidos, del orden de 1:100 (una parte de producto químico por 100 partes de agua), o algo similar. De estar muy concentrados, en el caso de los reveladores, el papel se puede ennegrecer rápidamente pues está totalmente velado. Igual con el fijador, la imagen puede desvancerse quedano apenas una mancha pardo amarillenta.

Se pueden utilizar también tonalizadores como los utilizados en cianotipia, como ácido tánico, ácido gálico, Té, café, etc. La experimentación es la base de este proceso.

En el caso de digitalización, es bueno hacerla en la máxima opcion de calidad que el escaner permita. Hay que tener en cuenta que la luz del escaner degradará la imagen original y a más calidad de escaneo, más tiempo estará la imagen a la luz del aparato.

Igualmente si se digitaliza con cámara, las luces que se utilicen para iluminar la copia afectarán su estabilidad. Aunque es algo mas complicado digitalizar con cámara digital, la ventaja está en que se puede generar un archivo de captura RAW, lo que permite una mayor posibilidad de manipulación y ajustes de color en el software de edición de imagen. El mas usual para esto obviamente es Photoshop.

Lumen print sobre papel de fibra

Lo importante es tomar nota siempre de los pasos del proceso que se realicen para tratar de preveer futuros resultados. Cada papel se comprta diferente, y esto es lo que hace que esta técnica sea tan fascinante como frustrante.

Impresión Lumen

Impresión Lumen

Materiales

  • papel fotográfico.

  • Flores, hojas, objetos, negativos digitales…

  • Marco de contactos

  • Vininpel (plástico Strech) (opcional)

  • Fijador (opcional)

  • Revelador (opcional)

  • Virador selenio, ácido tánico, cloruro de oro… (opcional)

  • Dispositivo de entrada digital (Scanner o Cámara)

  • Sotfwae de edición de imagen (opconal)

Proceso Básico

  • Independiente del estado del papel, hay que tener presente que si se utiliza bajo luz de seguridad se obtendrán blancos mas limpios, por lo que conviene colocar los objetos en un cuarto oscuro con luz roja.
  • En este caso es suficiente armar una composición con los objetos escogidos, en lo posible colocarlos en el marco de contacto y exponerlos al sol.
    Cuando los objetos no se pueden presionar con el vidrio por su dureza o volumen, se pueden sujetar con vinipel para mantenerlos en su posición sobre el papel durante la exposición a la luz.
  • Exponer al sol durante el tiempo necesario hasta encontrar una coloración a gusto del operario. No hay reglas o límites en esto, es un proceso totalmente experimental. Cada tipo de papel dará una respuesta de color diferente.
  • Una vez se esté a gusto con el color obtenido, retirar los objetos en un lugar con luz débil y digitalizar. Un escaner de opacos es conveniente para ello. Luego de digitalizada, la imagen puede ser ajustada a criterio del artista y se pueden sacar cuantas versiones permita el archivo en en el software de edición.
  • En el caso del procesamiento químcio las opciones son muchas, pero es de tener en cuenta que el proceso escogido es irreversible, por lo que conviene digitalizar previamente.
    Lo mas usual es fijar las imágenes para evitar el desvanecimiento. Esto cambia los colores resultantes de la exposición a la luz y generalmente resulta una imagen de tonalidades sepias y marrones, no menos atractivas.
  • Una dilución para experimentar como punto de arranque puede ser 1:100. Reveladores de papel o película pueden funcionar.
    Es importante luego de este paso fijar la imagen para dar estabilidad en el tiempo. Este fijador también debe estar mas diluido de lo normal.
  • En el caso de viradores, se puede usar la solución de virador de selenio de Kodak, también en diluciones tipo 1:100, 1:80.
    Se puede introducir la copia primero en el virador y luego de un lavado, fijarla.
    Se puede introducir en el virador, lavar, introducir en el revelador, lavar y fijar.
    Se puede introducir en el revelador, luego en el virador y finalmente en el fijador. con lavados entre cada paso.
    Los resultados varían mucho dependiendo del tipo y el estado del papel utillizado y del tiempo de exposición a la luz que se haya dado.
  • Luego de los procesos químicos aplicados se debe lavar muy bien la imagen final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 + 2 =

Ver más

  • Responsable: Camilo Sabogal.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.